Artículos

CUARENTENA...¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

Ante la preocupación incipiente sobre el tema de los paseos de nuestros peludetes por el coronavirus, me gustaría hacer un par de puntualizaciones:

- La primera, que confundimos "calidad" con "cantidad", y pensamos que un perro cuanto más tiempo esté en la calle, mejor, que cuanto más actividad física, mejor, y cuanto más cansado llegue de vuelta, más tranquilo estará en casa. Todas estas premisas son erróneas. Un paseo de calidad por un entorno urbano, con correa larga y materiales amables, sin pegar tirones, sin dar órdenes, dejando que el perro explore su entorno puede tener una duración de unos 15 minutos. Además, al perro le interesa más estar informado de lo que ocurre en su entorno más próximo que de lo que pase mucho más lejos.Es cierto que en estos días, no por ellos, sino por nosotros, deberíamos evitar en la medida de lo posible las interacciones con otros guías, o, al menos, intentar hacerlo de forma responsable, manteniendo (los humanos) una distancia segura y no haciendo grupos de varias personas. 
- Por otro lado, tenemos otras opciones para poder ofrecer a nuestros perros actividades en casa que les entretengan y les ayuden a relajarse en todo caso. Podemos añadir juegos de olfato, esconder trozos de chuches o juguetes y que lo busquen, alfombras de olfateo, ofrecer cosas para que puedan morder, juegos en los que les presentemos un problema y que tengan que resolver, como esconder chuches/objetos en cajas, en una toalla liada..., botellas, vasos de yogurt... También podemos hacer mordedores o parques de olor con aromas relajantes.El olfato es el sentido principal del perro, y el uso del olfato les ayuda a "cansarse", ya que tenemos que tener en cuenta que su mucosa olfativa es unas 40 veces más extensa que en el hombre, aparte de que el perro, para poder procesar un olor, efectúa apneas, sumando además que su cerebro tiene que ir procesando toda esa información que le llega a través del bulbo olfativo. A los perros les gusta buscar y encontrar, y es algo innato en ellos

- La masticación también les ayuda a relajarse, así que podemos dejar a su alcance cosas naturales que puedan masticar: huesos de rodilla, nervios desecados, astas, zanahorias... No recomiendo para nada los huesos prensados, por el proceso y los químicos que llevan.

Hay multitud de opciones de las que podemos tirar en un momento dado. Podemos buscar "enriquecimiento ambiental para perros" y nos saldrán infinidad de ellas. Tan sólo, algunas puntualizaciones:
- Un perro descansando no es igual que un perro aburrido. El exceso de actividad, sea cual sea, también es contraproducente, y el perro necesita esos descansos. 
- Tenemos que tener en cuenta las capacidades del perro, empezar por cosas muy fáciles, ya que exigir demasiado y no conseguir objetivos genera frustración.Por eso, te pido que, por favor, te tomes la cuarentena en serio. Sé responsable, y acabemos con esto cuanto antes, para poder volver a la normalidad cuanto antes. #mequedoencasa